Prótesis dentales - Cielo Dental

¿Qué es una prótesis dental?
Una prótesis dental es una solución que permite recuperar tanto la función dental como la estética de un diente dañado. Existen distintos tipos de prótesis cuya elección dependerá de la necesidad de cada paciente.
¿Qué son y cómo funcionan las prótesis fijas?
Las prótesis fijas son la mejor solución tanto a nivel estético como funcional y pueden reemplazar a un solo diente, en cuyo caso se denomina corona, o a varios dientes, en cuyo caso se denomina puente. Las prótesis fijas se adhieren a un diente existente o a un implante dental.
¿Qué son y cómo funcionan las prótesis removibles?
Las prótesis removibles se sujetan a los dientes adyacentes con la ayuda de unos ganchos metálicos; también pueden ser pegadas a las encías. Sin embargo, este tipo de prótesis suelen ser poco estables y pueden resultar incómodas. Cuando la prótesis removible debe colocarse en los dientes superiores, y teniendo en cuenta que normalmente se colocará en el paladar provocando una pérdida de gusto y perjudicando a la manera de hablar, puede resultar una buena solución fijar la prótesis a unos implantes. Esto supone una mejora en la estabilidad y la funcionalidad de los dientes.
¿Qué calidad tienen las prótesis dentales?
La calidad de una prótesis dental depende sobre todo del material utilizado. Dicho material puede ser cerámica, metal o zirconio, entre otros. Otros factores que determinan la calidad de la prótesis son el tiempo empleado para fabricarla y la experiencia y el talento del técnico protésico, el especialista que se encarga de fabricarlas de forma manual.
¿Qué es una corona dental?
Una corona dental es una funda que se coloca sobre un diente dañado para sustituir la parte visible de la pieza. Las coronas proporcionan la apariencia de un diente natural, así como su funcionalidad.
¿Qué es una corona de cerámica?
Las coronas de cerámica proporcionan una apariencia todavía más real que las coronas convencionales. Las coronas de cerámica presentan la ventaja de que son de un color más traslúcido y, con el paso del tiempo, no cambian, a diferencia de las coronas normales que muestran a la larga una fina línea de color gris en la base del diente. Además, como no contienen ningún metal, las coronas de cerámica también presentan la ventaja de no producir alergias.
¿Qué es un puente dental?
Un puente dental son varias coronas dentales pegadas que se aplican sobre distintas piezas que necesitan ser tratadas, tanto si estas piezas son adyacentes como separadas. Aunque estéticamente proporcionan un buen aspecto a la boca, los puentes presentan el inconveniente de que se necesita recortar los dientes sanos sobre los cuales se coloca, lo que implica que el hueso de la pieza que se intenta reemplazar se va reduciendo lentamente con el tiempo.
¿Cuánto tiempo dura el proceso para colocar una corona o un puente?
Por lo general, el proceso dura entre 5 y 15 días, según el caso, tanto si se trata de una corona como de un puente.
¿En qué consiste el proceso para colocar una corona o un puente?
El proceso empieza con la preparación o el recorte del o los dientes que se deben tratar. Seguidamente se toman las medidas de dicho diente realizando un molde con el fin de crear una corona que encaje perfectamente sobre el diente. Mientras la corona o el puente está en el taller de preparación, se coloca una corona o una pieza provisional, tanto por estética como para proteger el diente. El último paso del proceso es la colocación de la corona o el puente permanente, con lo que el paciente habrá recuperado su aspecto original, así como su función habitual, durante décadas.